lunes, 30 de mayo de 2016

TRUCOS Y CONSEJOS...Dinámica de Grupo

¡DESCÚBRELOS!


Dinámicas de grupo ¿qué son? ¿en qué consisten? ¿qué hay que hacer?. ¡En este post te enseño esto y mucho más!

Las dinámicas son una prueba más que se engloban, como ya comentamos en uno de los primeros post, dentro del proceso de selección. No todos los procesos tienen este tipo de pruebas pero sí la mayoría de procesos de grandes empresas y multinacionales.


Una dinámica de grupo no es más que una prueba grupal, entre 6 y 10 personas generalmente, en la que se evalúan competencias de todos los candidatos. Con ellas se filtra muy rápidamente a los participantes y se pueden llegar a obtener conclusiones muy interesantes. Una vez realizada la dinámica, los reclutadores hacen una preselección de los candidatos que consideran más acordes para el puesto o los puestos vacantes en ese momento. En algunas dinámicas se consiguen muy buenos candidatos para que continúen dentro del proceso y en cambio en otras, ninguno.

Una dinámica es una prueba grupo en la que se evalúan competencias de los candidatos



Importante conocer las PARTES DE LA DINÁMICA:




13 CLAVES DECISIVAS para superar una DINÁMICA DE GRUPO, debes saber:


1. Las dinámicas de grupo generalmente, NO TIENEN SOLUCIÓN.
De hecho la mayoría de los casos prácticos no la tiene, lo que se pretende es valorar las aptitudes y competencias de los candidatos: su capacidad de persuasión, flexibilidad, tenacidad, decisión, seguridad, poder de negociación, etc.

2. Tener en cuenta que de una misma dinámica pueden salir candidatos para diferentes puestos, es decir, cada uno puede tener una formación y experiencia. Sin embargo, el caso prácticas con el que trabajen en esta prueba será el mismo.


3. Al igual que para una entrevista, debes llevar tu curriculum actualizado y en papel.


4. Es habitual que faciliten material, como pizarras, proyectores, para que lo utilicen los candidatos cuando están trabajando en equipo.


5. También es común que pongan un video, bien para presentar la empresa o como caso para la dinámica.


6. Es importante no pisar al compañero cuando está hablando. Si quieres añadir algo, espera a que esa persona termine y luego expones tu comentario.


7. Si piensas que un compañero no tiene razón, se prudente a la hora de expresarlo y evita decir un NO rotundo. Puedes decir: “puede que tengas razón, pero habría esta otra posibilidad….” No se trata de que cedas a lo que diga otra persona si no estás de acuerdo, sino que tu argumento sea correcto e inofensivo para el resto de tus compañeros de equipo siendo asertivo.


8. Hay un tiempo estipulado para cada fase del ejercicio y es bueno que vean que controlas el tiempo de algún modo, por ejemplo, mirando el reloj y comentándolo al equipo.


9. Busca tu espacio para intervenir, si no lo encuentras puedes decir por ejemplo: “sí o no estoy de acuerdo, pero también podríamos valorar…”


10. Tener en cuenta que, si el puesto al que se opta o puesto, requieren hablar inglés u otro idioma y la realización de la dinámica es en español, en cualquier momento os pueden decir de cambiar el idioma. Por ejemplo: “disculpad un momentito pero ha venido un representante inglés y no entiende español, por lo que ¿podríais continuar en inglés?”, y sin ningún temor lánzate a hablar en inglés.


11. No hay respuestas descabelladas. Todas son válidas y muestran algo (habilidad, competencia, rasgo en su forma de ser) de los participantes. Van a evaluarte aspectos como: trabajo en equipo, la seguridad en ti mismo, la capacidad de reaccionar ante la presión, el poder de negociación, la flexibilidad, la capacidad de comunicación y expresión, etc.


12. Existen infinidad de tipos de dinámicas: en las que tienes que resolver un caso sobre un hotel, un caso real que haya sucedido, crear una revista, promocionar un aparato (móvil, secador…), etc.


13. Al igual que en una entrevista también es importante la apariencia y el contacto visual con los compañeros, y con el evaluador en caso de requerirlo.


Para este post, te dejo la siguiente frase de A. Madero, para mí, muy interesante y poderosa:


“No hay sino una regla verdadera de progreso: supérate a ti mismo”


Cristina González Manzano
Coach Certificado / RRHH / Formación/ Headhunting
info@forselecting.com

www.forselecting.com


lunes, 16 de mayo de 2016

ENFRÉNTATE A DECIR "NO" ¡viene bien!

Cómo decir "NO" y sentirnos bien con nosotros mismos



¿Qué es la asertividad?


En varias ocasiones habrás oído hablar de la asertividad y de ser asertivo. Sin embargo, ¿sabes con claridad lo que es la asertividad y en qué consiste?. En este post lo descubrirás y aprenderás fórmulas para adquirir esta habilidad.


Ser asertivo consiste en expresar de forma clara y directa los sentimientos, pensamientos y necesidades que tenemos de una manera tranquila, sin agresividad, miedo o ansiedad. Una persona asertiva no busca la aprobación en sus decisiones, es capaz de expresarlas desde el absoluto respeto hacia a la otra persona y sin que le afecte el desacuerdo del otro en caso de haberlo. Como sabes y habrás experimentado, en muchas ocasiones decimos “sí” cuando en realidad queremos decir “no” y viceversa, pues en esto consiste ser asertivo, en decir sí cuando queremos decirlo y no cuando también queremos decirlo, como hemos comentado, siempre de forma que no haga daño a la otra persona ni a la relación entre ambos.


Decir sí cuando quiero decirlo y no cuando también quiero decirlo de forma clara y directa sin dañar a la otra persona ni a la relación.



Es importante trabajar esta competencia para modificar nuestra conducta en la medida de las necesidades de cada uno. Para ello es imprescindible, por un lado, ser conscientes de nuestras respuestas y detectar cuáles nos gustaría cambiar. Y por otro, si cabe aún más importante, tener la voluntad para cambiarlo. “Si quieres puedes” y sino nada hay que hacer.



¿Para qué ser asertivo?


Decir lo que sentimos y pensamos con tranquilidad y sin tapujos nos hacen sentir cómodos con nosotros mismos y a su vez, eliminamos el nerviosismo y la tensión. Saber ser asertivos nos ayuda a calmarnos y a actuar en cualquier situación de manera más efectiva y equilibrada. Disminuirás el estrés y la ansiedad puesto que dirás lo que sientes y quieres decir. Expresarás la alegría, el afecto, el miedo, la tristeza y la rabia de forma adecuada a cada situación.



¿Cómo ser asertivo? Algunas fórmulas.



Se puede decir que hay 2 tipos de asertividad; la aserción positiva y la aserción negativa.

Cuando hablamos de aserción positiva nos referimos a conductas como:
- Dar y recibir halagos: “¡Enhorabuena, muy buen trabajo!” “¡Me gusta cómo has entregado ese proyecto!”
- Dar refuerzo positivo: “¡Eres fantástico!”, “¡Muy bien!”
- Afecto: “Te quiero”, “Me gustas”



En cuanto a la aserción negativa, hacemos referencia a ella cuando queremos:

- Decir que no: “Este miércoles no me viene bien ir al cine pero si quieres nos vemos el sábado”
- Expresar sentimientos negativos: “Siento miedo cuando estoy sola y veo que no vuelves a casa”
- Admitir críticas: “quiero que me digas qué te sentó mal de lo que hice, me gustaría hablarlo”.
- Pedir cambios: “No me siento cómodo haciendo yo la mayor parte del trabajo y necesito ayuda, espero que me comprendas y me puedas ayudar “
- Distinguir entre lo que observo e imagino: “Me entristece ver que nadie me dice nada por mi trabajo porque no me siento valorado”
- Expresar opiniones impopulares: “yo no creo en ese partido político, te entiendo pero no comparto tu opinión”


Cuando nos liberamos y decimos lo que sentimos de una forma adecuada, experimentamos una sensación de descanso y liberación, de esa mochila que tantas veces llevamos a nuestras espaldas, increíblemente reconfortadora. Por ello, empieza a ser asertivo en los ámbitos en los que aún no lo eres, cambia el lenguaje y comprueba cómo cambian las reacciones de los demás hacia ti y su vez cómo ha cambiado tu sentimiento ante ciertas circunstancias a las que te enfrentas.



Para terminar, te dejo la siguiente frase de Josh Billings que merece la pena un minuto de reflexión:

“La mitad de nuestros problemas en la vida pueden ser identificados por haber dicho que si demasiado rápido o por haber dicho que no demasiado tarde.”



Cristina González Manzano
Coach Certificado / RRHH / Formación/ Headhunting
info@forselecting.com