martes, 15 de diciembre de 2015

Lo que NUNCA TE CONTARON de la PREPARACIÓN para una ENTREVISTA

¡Prepárate!...ahora ya lo sabrás



Tras la llamada para la primera entrevista toca la preparación. Ésta te asegura una salida exitosa de dicha entrevista.  Con exitosa no me refiero al hecho de que te llamen para una segunda entrevista o de que seas seleccionado, sino a que has sido capaz de salir airoso y satisfecho contigo mismo.

Cuando nos enfrentamos a una primera entrevista en una empresa es recomendable mirarlo desde el aprendizaje, de este modo, iremos más relajados y receptivos para captar cualquier mensaje que nos pueda transmitir nuestro entrevistador.

Enfrentarnos a una entrevista desde el aprendizaje


Importante pensar que no solo es la empresa la que nos tiene que seleccionar sino que en esa primera entrevista también nosotros vamos a valorar si queremos o no trabajar en esa empresa. Esto es una decisión bilateral, yo como entrevistador te puedo querer como candidato ideal pero puede que tú no me quieras como empresa en la que trabajar, bien por las condiciones laborales, por el proyecto en el que trabajarías, por el tamaño de la empresa, etc. Existen multitud de razones por las que un candidato puede negarse a aceptar una oferta de empleo y por supuesto todas ellas son válidas.



Tú como candidato también decides la empresa en la que quieres trabajar


Es interesante que conozcas, de forma general, las FASES de una primera entrevista con RRHH:











Ahora que ya conoces las fases, profundizaremos en cada una de ellas:

1. Acogida

El entrevistador te llama para comenzar. Debes realizar un saludo cordial y estrechar la mano. Por extraño que parezca en alguna ocasión los entrevistadores pueden dar dos besos a la hora de presentarse, si fuera así y ves que se lanza, dáselos sin problema. Esto es algo que puede pasar en empresas pequeñas donde el trato es completamente familiar y donde no suelen existir como tal un departamento de RRHH. Además, en la acogida te harán alguna pregunta distendida para establecer lo que se llama “rapport”, es decir, un ambiente/espacio en el que te sientas cómodo y tranquilo.


2. Repaso del CV y conocimiento del candidato

Esta es la parte central de la entrevista. Si llevas preparadas las preguntas expuestas a continuación, el resto que te realicen las responderás con mayor facilidad. Puede haber preguntas que te parezcan extrañas. Sin embargo, es importante que en las entrevistas de trabajo estés preparado para cualquier pregunta que te puedan realizar pues como ya hemos visto en el anterior post, todo tiene su “para qué”:


 





Quiero comentar que hay preguntas que no tienen respuesta correcta o incorrecta, simplemente el entrevistador quiere ver cómo actúas ante una pregunta inesperada. Si controlas los nervios, si tienes capacidad de reacción, si eres flexible, cómo te adaptas a los cambios, a lo nuevo y lo diferente.

Dentro de esta fase, también entran los “role play”, pruebas situacionales en las que te pueden poner dentro de una entrevista. Sobre esto profundizaremos en sucesivos posts.


3. Cierre

En esta última fase de la entrevista el entrevistador suele preguntar al candidato si tiene alguna pregunta, momento en el que éste puede hacer preguntas inteligentes con las que muestre su interés por el puesto como por ejemplo: “¿cómo sería el equipo en el que trabajaría?” “¿cuántas personas lo forman?” “¿esta empresa está pensando en la internacionalización?”, etc.

Además, una vez el candidato finaliza todas las preguntas, el entrevistador suele contar cómo continuará el proceso y si no lo comenta te animo a que le preguntes.

Para concluir, decir que una de las cosas más importantes es que tú como candidato salgas contento de la entrevista y con el sentimiento de que has dado lo mejor de ti mismo. Esto ya es en sí mismo, desde mi punto de vista, un gran éxito ¿tú qué opinas?.



Ese éxito es el que tú te marques ¡recuérdalo! Toda nuestra vida está repleta de pequeños éxitos por los que debemos estar orgullosos. ¡A por ello! 



Cristina González Manzano
Coach Certificado / RRHH / Formación/ Headhunting
info@forselecting.com


www.forselecting.com






martes, 1 de diciembre de 2015

Piensa en TUS ÉXITOS y LOGROS

¿Cuáles son?


Es importante comentar que lo que para ti puede ser un éxito para otro puede no serlo. Todos logramos multitud de cosas en nuestro día a día que pasan desapercibidas a nuestros ojos. Nos cuesta valoramos y enorgullecernos de lo que hacemos. Parece que la sociedad solo premia las “cosas grandes” que tienen un gran impacto pero ¿por qué no valoras tú tus propios retos del día a día?


Para la mayoría de personas, los lunes son un horror, hay que madrugar para ir al trabajo, llevar a los niños al colegio, ir a la universidad o cualquier otra actividad. Yo te animo a que busques los éxitos en cada día, en ese lunes en el que te levantas con pocos ánimos, en ese miércoles en el que tu niño está constipado y no puede ir al colegio o en ese fin de semana que te toca trabajar y no puedes disfrutar con tus amigos o con tu familia.

Busca los éxitos en cada día


Un éxito no es solo salir en la gran pantalla, hacer una buena negociación o conseguir un ascenso.  Los éxitos diarios son muchos y diversos y todos, absolutamente todos tenemos éxitos todos los días. Te pongo algunos ejemplos para que lo veas con más claridad:


El universitario:

-        - Ha madrugado más de lo habitual para llegar con tiempo a la clase de historia y hacer unas preguntas al profesor.
- Ha tomado unos apuntes estupendos que ha compartido con un compañero.
- Ha conseguido un trabajo para cuidar a unos niños el fin de semana y sacarse un dinero para ayudar a su familia con el pago de la universidad.
- Todas las mañanas estudia inglés durante 1 hora porque aunque no puede pagarse asistir a clases particulares, su meta es irse a trabajar a Nueva York.


 La mujer o el hombre que trabaja cuidando a sus hijos en casa:

- Ha logrado hacer todas las camas en 15minutos y así ha sacado tiempo para ir a visitar a un amigo/a.
- Le ha salido la comida exquisita y sus hijos se “chuparon los dedos”.
- Fue a visitar a su madre y le estuvo ayudando a colgar las cortinas a pesar de tener problemas físicos para levantar los brazos.
- Fue a buscar a sus hijos al colegio, los cuales, le dieron un fuerte abrazo y le dijeron “te quiero”.
- Salió a caminar durante media hora con el esfuerzo que para esta persona esa actividad le supone.


La mujer o el hombre que madrugan para ir a la oficina o atender sus negocios:

- El madrugón de todas las mañanas con la sucesiva revisión de correos o sucesos que han ocurrido en la empresa.
- A su vez, prepara la comida para que sus hijos puedan comer cuando regresen del colegio.
- Atiende a un proveedor a la vez que se prepara para la siguiente reunión.
- Lee diariamente novelas en inglés durante 15 minutos, pues quiere repasar este idioma y mantenerse actualizado/a.


  
Te animo a que cada día, si es antes de ir a dormir mejor, anotes 4 éxitos de ese día. Todo éxtio es un esfuerzo que has realizado en el día, como alguien dijo: “El éxito es una suma de pequeños esfuerzos durante el día”. Puedes tener un cuadernillo en tu mesilla de noche, un i-pad, el móvil, anótalo donde prefieras. Tan solo tienes que pararte a pensar en lo que has conseguido en ese día, lo que has sido capaz de lograr, y poco a poco, en no muchos días te darás cuenta de todo lo que puedes conseguir. De esta forma, te pondrás en valor. ¡Comienza a estar orgulloso de ti!.


Y para terminar te dejo otra preciosa frase de Mahatma Gandhi:





Cristina González Manzano
Coach Certificado / RRHH / Formación/ Headhunting
info@forselecting.com

www.forselecting.com