lunes, 19 de octubre de 2015

Si sabes esto, tus posibilidades de superar una entrevista aumentan un 70%


COMENTARIOS Y PREGUNTAS DE UNA ENTREVISTA


Lo que ha cambiado la entrevista

Las preguntas en las entrevistas han cambiado enormemente. Ahora vamos en busca de competencias, habilidades que posea el entrevistado y dejamos más de lado la parte técnica. Con esto no quiero decir que no sean importantes los estudios y conocimientos adquiridos sino que para pasar una primera fase hay ciertas habilidades que son prácticamente necesarias en cualquier tipo de empresa. Éstas son algunas requeridas en una primera entrevista: resolutivo, autónomo, con capacidad de comunicación y trabajo en equipo, con compromiso y humildad.

Es importante saber que no hay candidatos descartados sino puestos que no encajan con el candidato entrevistado. Pongo un ejemplo para que sea más claro: eres un experto analista, tienen gran capacidad de reacción ante los cambios, eres decidido pero siempre meditas las decisiones y eres totalmente autónomo. Sin embargo, el jefe/manager al que tú reportarías, es decir, rendirías cuentas, quiere a personas que acaten sus decisiones y que apenas pongas de su creatividad, lo que él dice es lo que hay que hacer. Pues bien, en este caso, aun siendo tu candidatura de las mejores que un entrevistador haya podido tener delante, te descartaría porque el enfrentamiento con el que sería tu jefe o manager sería claro.

No hay candidatos descartados sino puestos que no encajan con el candidato entrevistado


Esto es tan solo un ejemplo, hay muchísimos más, otros ejemplos serían los relacionados con valores con la empresa. Una empresa puede tener como valores estrella, el trabajo en equipo, la mejora continua, la orientación al cliente, la cercanía y el compromiso. Si por ejemplo, en la entrevista detectamos que esa persona carece de la competencia de orientación al cliente, pues está centrada en sus propios resultados y en los de su equipo sin tener en cuenta lo que el cliente pueda necesitar, también quedaría descartada. Esto no significa que esa persona desempeñe mal su trabajo, en absoluto, simplemente que no encaja con uno de los valores principales de la empresa.


Justamente, sobre esto último que te he contado, ¿qué puedes aprender? ¿qué se te ocurre que puedes hacer antes de una entrevista?. Sí, efectivamente, eso que estás pensando. Puedes consultar en internet, informarte de los valores de la empresa y en la entrevista seguir esa línea. Esto no quita que si hay alguno con el que no encajas en absoluto, no debas de mostrarlo, pero al menos ya tienes alguna carta más con la que jugar.


En cuanto a este punto, decir que tú como candidato es interesante que selecciones las empresas, pues no estarás cómodo en un ambiente que no es para ti. Si un profesor no religioso comienza a trabajar en un colegio de monjas o curas, lo más probable es que no se sienta integrado y busque un nuevo empleo.

Tienes VOZ, ¡TÚ TAMBIÉN SELECCIONAS! Recuérdalo siempre. La selección es bidireccional

Preguntas comunes en toda primera entrevista con Recursos Humanos.

Hay ciertas preguntas que siempre tienes que llevar pensadas como son:

- Puntos fuertes y débiles. Esto te lo pueden preguntar de un sinfín de maneras pero todo se refiere a lo mismo. Por ejemplo, “si yo pregunto a tu madre cómo eres ¿qué me diría de ti? o si pregunto a tu antiguo jefe o a un amigo ¿qué me diría de ti?” “¿por qué a ti y no a otro candidato?”. Te están preguntando continuamente tus puntos fuertes, aprovecha esta ocasión, como cualquier otra en la entrevista para venderte y expresar lo mejor de ti.
- ¿Qué puedes aportar a esta empresa? / ¿Qué me das que yo ya no tenga?
- ¿Cómo te ves en 1, 5 y 10 años tanto en lo personal como en lo profesional?
- ¿Por qué esta empresa (suelen decir el nombre)?

Preguntas menos habituales pero que te deben sonar por si te hacen alguna parecida:

- ¿Qué significa el trabajo para ti?
- ¿Aprendes de tus errores? Ponme un ejemplo.
- ¿Con qué animal te identificas y por qué? Rasgos positivos y negativos.
- ¿Cómo es tu mesa de trabajo?
- ¿Qué opinas del conflicto lingüístico del catalán con respecto al español en las Baleares y en Cataluña?
- ¿Cómo te gustaría que fuera tu jefe/a?  ¿Cuáles son las mejores cualidades de un jefe para ti? ¿y las peores?
- Si tu fueras el/la entrevistador/a, ¿qué pregunta harías? ¿Te contratarías para este trabajo?
- ¿Cómo puede defender tu candidatura ante mi superior?
- ¿Dónde te ves trabajando en el futuro?



Muchas veces no importa tanto el contenido sino el cómo, el cómo te defiendes ante situaciones incómodas, preguntas inesperadas o saber destacar lo mejor de ti.

Si piden inglés o cualquier otro idioma, las preguntas suelen ser fáciles, es simplemente para que demuestres que lo dominas.

Si piden inglés o cualquier otro idioma, las preguntas suelen ser fáciles


Al final de la entrevista no dudes en hacer alguna pregunta “inteligente” para mostrar tu interés como:
- ¿Qué tipo de personas buscan en esta empresa?
- ¿Tiene vistas a salir a la internacionalización de la empresa?
- ¿Suele haber mucha rotación del personal?

Ten en cuenta que las preguntas tienen que tener un fin para ti, un PARA QUÉ, pregunta cosas que signifiquen algo para ti y que te aporten, de lo contrario see verá que lo haces por quedar bien y como estrategia.

Estas preguntas tienen que tener un “para qué” para ti


Te pueden realizar cualquier tipo de pregunta, por absurda o extravagante que creas que pueda ser. La conclusión final es ver cómo te desenvuelves y conocerte como persona para ver si puedes o no encajar en esa organización.

Recuerda:


“Enfrentarse a una entrevista es un aprendizaje, sea cual sea el resultado solo puedes ganar”



Cristina González Manzano
Coach Certificado / RRHH / Formación Orientación Profesional
cgm.forselecting@gmail.com

www.cristinagonzalezmanzano.com